Envió gratuito a partir de 60€ en España.

Tributo al cine blaxploitation y al funk

Sobre el cine Blaxploitation

El Blaxploitation es un género cinematográfico que nace al principio de los años setenta. La precursora es una película de Melvin Van Peebles llamada Sweet Backs´s badasss song (1971) y su importancia reside en que erigió un modelo inédito de héroe cinematográfico afroamericano, totalmente distinto de los personajes educados, honestos, asexuados y comprometidos con la integración racial, con la que alcanzó el estrellato Sydney Poitier durante los sesenta. En esta película el protagonista es un indolente y agresivo chapero del ghetto que desafía y enfrenta al poder blanco.

Pocas semanas después del estreno de Sweet back´s Baadasssss Song, la Metro Goldwyn Mayer presenta Shaft (1971) como respuesta, y después de conocer el éxito de público negro de Sweet Back´s, a una aguda crisis económica que incluso podría acarrear su desaparición. Y es así como la Industria va a apostar por una serie de películas hechas por y para el público negro, aunque también sería un éxito para el blanco.

El protagonista de Shaft tiene puntos en común con el personaje del filme de Van Peebles. Ambos son de carácter duro y arrogante, tienen una amenazante apariencia física y una sexualidad fogosa, sin concesiones románticas. Los dos eran la perfect a representación del orgullo negro de la década de los setenta.

En muchos aspectos, Shaft es deudora del cine negro de los treinta y los cuarenta, con un argumento que bien podía haber sido sacado de las novelas de detectives de, por ejemplo, Raymond Chandler.

Otro de los éxitos del filme es la increíble banda sonora a cargo de Isaac Hayes, llena de Soul y Funk, que ganó el Oscar a la mejor música, siendo el primer afroamericano en recibirlo. También aparece la réplica femenina a los duros protagonistas masculinos, a cargo de aguerridas y sensuales mujeres de color, que al igual que ellos van a ser duras y arrogantes, activas sexualmente, orgullosas de su raza, implacables y con una presencia física tan sexual como amenazadora.

La más relevante de las actrices es, sin duda, Pam Grier, también considerada como uno de los principales mitos eróticos de la serie B de los años setenta, protagonizando películas como Coffy (1973), Foxy Brown (1974), Friday Foster o Sheba Baby (1975) entre otras. Mientras Pam Grier intervino en una docena de Producciones del Blaxploitation, Tamara Dobson se convirtió en una de las principales estrellas del género con tan sólo dos películas como protagonista. Cleopatra Jones (1973) y su secuela Cleopatra Jones y el Casino de Oro (1975).

A partir de aquí surgen todo tipo de filmes con esta temática, desarrollando muy distintos géneros como el terror (Blacula, Sugar Hill, dr. Black y Mr. Hide…), las artes marciales (Black Samurai con Jim Kelly…) etc…Así el Blaxploitation se convierte en uno de los géneros de serie B más prolíficos de la historia del cine.

Posteriormente, directores como Quentin Tarantino han encontrado fuente en este género para desarrollar sus trabajos. Él mismo se declara acérrimo fan del Blaxploitation rescatando a Pam Grier, para su Jackie Brown (1997), o también en Kill Bill (2003) que contiene muchos de los elementos argumentales del género.

Sobre la música Funk

Una de los pilares fundamentales del Blaxploitation son sin duda sus bandas sonoras, que en multitud de ocasiones tienen mucha más calidad que la cinematográfica.

Músicas negras cargadas de funk, soul o jazz a cargo de grandes músicos de la época. James Brown (Black Caesar, Slaughter’s Big Rip-Off), Marvin Gaye (Trouble Man), Curtis Mayfield (Super Fly), Isaac Hayes (Shaft, Truck Turner, Tough Guys), Bobby Womack (Across 110th Street), Roy Ayers (Coffy), Grant Green (The Final Comedown),Willie Hutch (The Mack, Foxy Brown), etc.

Todo un género para escuchar y bailar, y que en Maderfaker Club podrás comprobarlo.

Actualizando...
Tu carrito esta vacío.